Noticias

Córdoba 2014 - Yo Acepto el Desafío

Video en Vivo

Escucha
El congreso
en vivo

Radio Amistad FM 96.9, Córdoba, Argentina.

CONFERENCIA 3: SHARI CALVETI

En la tercera conferencia de la mañana del sábado, Shari Calveti nos compartió un mensaje inspirador, “nada vale si la semilla del temor esta germinando en los planes que Dios depositó en nosotras”.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

Shari Calveti, junto a su esposo Daniel Calveti residen en Caguas, Puerto Rico y son líderes activos en la iglesia “Centro Cristiano Fruto de la Vid”, que pastorean Juan y Angélica Calveti. También llevan adelante el ministerio “Pasión 001”, diseñado para brindar herramientas y estrategias de parte de Dios para enseñar a vivir un matrimonio a prueba de fuego.

En su mensaje, la pastora  declaró “el temor es sentimiento de inquietud y angustia que nos mueve a rechazar o evitar todo lo que consideremos que sea peligroso o muy arriesgado. Este temor es el que nos paraliza y nos da deseos de huir”.

La palabra que la pastora compartió, identificó a las mujeres como “reinas con autoridad para reinar”. En ella habló del temor y de la actitud que se debe tener frente a él.

“Las promesas de Dios de nada sirven si tenemos semillas de temor en nuestro corazón”, destacó. “Hay sueños que Dios va depositando en nuestro vientre, el problema es que cuando tenemos la oportunidad de accionar en ellos, huimos o nos paralizamos”, enfatizó.

La pastora Shari distinguió ciertos temores que las mujeres tienen en común, entre ellos mencionó: “el miedo a hablar en público, al que dirán, al futuro, a lo desconocido, al compromiso, al mundo espiritual, a tu llamado, al fracaso, a la soledad, a las autoridades, a ser rechazada, al divorcio, entre otros”.

Además, Shari ejemplificó junto a cuatro mujeres lo que dice la Biblia. Cada una representaba un aspecto: cuerpo, alma y espíritu. La predicadora, mostró de qué forma nuestra alma se conecta a nuestro cuerpo a la hora de decidir. “En la mujer, Satanás no va al espíritu porque nuestro espíritu está conectado a Dios, va directo al alma donde están nuestras emociones, sembrando semillas de inseguridad y duda” explicó.

Concluyendo su mensaje nos animó a creer que “Dios nos llamó a ser mujeres dadoras de vida”. Y proclamó que Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, amor y de dominio propio.

Su marido, Daniel finalizó esta tercera conferencia con su tema “En Paz”, refiriéndose a la palabra compartida por la pastora.

#ReinasParaElSeñor

@congremujeres